¡El poder del puño!

Shi Yan Ming, junto a Allan David Ondash
(revista Cinturón Negro, Febrero 2001)
Los artistas marciales a menudo entran al Templo Shaolin de Nueva York esperando aprender técnicas secretas de combate. Se imaginan que los monjes de Shaolin han practicado métodos misteriosos de combate por siglos, y quieren aprender aquellas claves para la victoria instantánea. A menudo les digo que han visto demasiadas peliculas.
El verdadero secreto para volverse un mejor artista marcial está expresada en el mantra del Templo Shaolin USA, «Más Chi! Entrenar duro!» Ése es el modo en que los monjes han entrenado por siglos, y es el modo en que tú debieses entrenar hoy. A través de la historia, los mejores luchadores-sean artistas marciales, boxeadores, luchadores de Sumo o practicantes de Kung Fu- han llegado a la cima debido a su trabajo duro, coraje, enfoque y disciplina. Esa receta para el éxito también puede ser aplicada a todas las otras partes de la vida.
Éste artículo discutirá los métodos para dominar las técnicas, pero debes siempre mantener en mente que no importa cuán completo sea tu conocimiento técnico, el verdadero secreto de Shaolin yace en cuánto esfuerzo pones en tus sesiones de práctica.
Fundamentos
Los artistas marciales chinos tienen un dicho «la cima está en las bases. Lo básico es lo más complejo». Para llegar hasta la cima, el mejor lugar para comenzar es la base. Comenzar por la base significa dosis diarias de golpes, así como entrenamiento de posturas y movimientos para desarrollar tu velocidad, poder y fuerza.
La fuerza está intrínsecamente unida a la flexibilidad. No necesariamente viene del levantamiento de pesas, el cual tiende a desarrollar tus músculos cortos; más bien, puede venir de practicar ejercicios básicos que tienden a desarrollar tus músculos largos. La flexibilidad permite a una patada a llegar más alto, más rápido, y a un puño llegar más lejos y más rápido. La importancia de la flexibilidad no se puede soslayar.
En China, pasé la mayor parte de mi vida elongando cada parte de mi cuerpo, como si fuera un solo músculo. Por ejemplo, mis maestros me enseñaron que desde la base de tu talón hasta la coronilla de tu cabeza, los musculos están conectados y deberían ser tratados como una sola estructura.
Considera la elongación típica de los abductores: la mayoría de la gente se sienta en el suelo y se doblan en mitad de la espalda y están satisfechos con sólo tocarse los dedos de los pies. A los estudiantes de Kung Fu Shaolin se les insta a elongar en toda la extensión del cuerpo y a esforzarse por “besar sus pies”, y hacen lo mismo de pié.
Poder
Las artes marciales chinas enseñan cuatro niveles de poder: Tui Li (poder de empuje), Baofa Li (poder explosivo), Qun Li (poder de pulgada) y Tou Li (poder penetrante)
El poder de empuje es el más simple. Los niños aprenden a usarlo en sus juegos. Empujar a alguien no requiere ninguna habilidad; un verdadero artista marcial probablemente nunca usaría éste poder en una pelea a menos que estuviera tratando de evitar herir a su oponente.
El poder explosivo es más fuerte y mayormente, auto explicativo.
El poder de pulgada es mucho más avanzado. Con él, puedes explotar tu poder con sólo una pulgada entre tu puño y el objetivo. No necesitas retroceder tu mano antes de golpear.
El poder penetrante es el más raro ya que es el más difícil de desarrollar. Con tu mano tocando a tu oponente, puedes usar tu energía para penetrar su cuerpo. Tras el golpe, la superficie frontal del cuerpo parecerá no haber sido tocada, pero sus organos internos serán destruidos y un moretón aparecerá en el lado contrario.
Antes de explorar las formas de usar éstos niveles de poder en tus golpes, es útil rectificar algunas creencias erróneas:
Algunos artistas marciales creen que el poder de golpear se desarrolla mejor a través de golpear un saco pesado. Recuerda que puedes mostrarle poder a un saco pesado, pero el saco no puede mostrarte nada a ti. Los sacos tienen su lugar, por supuesto. El mejor método para usar uno es comenzar con uno liviano y gradualmente subir a un modelo más pesado mientras aprendes a proyectar poder a través de tu puño.
Otros piensan que mientras más tensen sus brazos durante el golpe, mayor poder producen. Quedas advertido de que puedes herirte seriamente con éste tipo de práctica ya que la tensión es una fuerza negativa. Mientras más relajado estés en tu mente y cuerpo, mejor. Debes mantenerte relajado en todo momento del golpe, y eso toma disciplina mental y física.
El cuerpo humano consiste de tres partes principales: La cabeza, el torso y las piernas. Los tres componentes deben trabajar en concierto para generar el máximo poder.
En las artes chinas, también hay tres armonías externas (las manos con los pies, los hombros con las caderas, y los codos con las rodillas) y tres armonías internas (el corazón con la mente, la mente con el chi, y el chi con el poder). No caigas en la trampa de pensar que hay una diferencia entre lo interno y lo externo, ya que ellos siempre son uno. Ninguna parte del cuerpo puede moverse por sí misma. Por lo tanto no puedes ejecutar un movimiento externo sin alguna forma de instrucción interna. Por ésa razón, necesitas coordinación interna y externa para efectuar un golpe superior.
La mejor manera de incorporar el mayor poder en tu golpe de puño es usar un giro de sacacorcho que progresa en un orden específico: primero se mueve el pie, luego la rodilla, la cadera y la cintura, el hombro, el codo y por último el puño.
Uno de los elementos más cruciales de esto es pivote del pie: El talón se levanta naturalmente y el peso se mantiene en el metatarso. Cuando activas éstos elementos en armonía, maximizas tu poder

También debes enfocar tus ojos en el objetivo de tu golpe. Nunca saques la vista de tu oponente
Amituofo!!!
 
Traducción: Elvis Ríos Jara
+56961333856
Instructor del Templo Shaolin Chile

Compartir este artículo

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
Linkedin
Compartir en pinterest
Pinterest

Deja un comentario